Berlín

Este viaje lo realicé en el 2016 con un amigo. Juntamos nueve días para recorrernos Berlín y luego volar hasta Polonia (Cracovia y Auschwitz)

En esta entrada os voy a contar los 4 días llenos de aventuras descubriendo Berlín a nuestro ritmo. Una ciudad muy recomendable tanto por su vida nocturna tanto como por todas las alternativas que tienes durante el día. Esta llena de referencias históricas que en algunas ocasiones ponen los pelos de punta.

Berlín me conquistó en poco tiempo al recorrer sus calles.

Todo comenzó el 30 de julio de 2016, salgo de casa con el chofer personal (Mi amado y querido padre), y nos vamos a recoger a mi compañero de viaje a las 3:45 para salir en dirección aeropuerto T1. Llegamos a las 4:00 donde vamos felices con nuestras mochilas y gorros guiris.

En el vuelo se nos cae la cabeza al dormirnos y no dejamos de dar cabezazos al aire.A las 9 de la mañana llegamos a Berlin antes de la hora prevista. Perfecto porque tenemos que darnos prisa para llegar al free tour a las 11:00h.Salimos corriendo pero estamos un poco desorientados con el transporte, damos vueltas por el parking hasta que veo como todo el aeropuerto va por otro sitio y probamos suerte. Tras notar el fresquito alemán ponemos rumbo al transporte (S-Bahn) que seria el equivalente a un tren de cercanías. Acabamos liando una cola larga ya que nos cuesta cambiar el idioma (porque ingles bueno, pero de alemán no tenemos ni idea) y una vez conseguido esto no nos acepta el dinero. Nos pasamos un mal rato con ello hasta que por fin lo conseguimos. Cogemos billetes de 48h por 21,50€ de entonces. Cogemos el tren y cuando llegamos a la estación donde tenemos que hacer trasbordo.. ¡oh oh! ¡Problemas! Linea cerrada. Nos toca salir de la estación y averiguar que autobús nos puede acercar al hostel. Una alemana que no se caracterizaba por tener un día simpático nos informa de malas maneras pero conseguimos cogerlo rápidamente.Después de caminar y caminar..Llegamos a una callejuela un tanto singular con un super en la esquina. Según avanzamos la calle parece mas decente y al final en el numero 54 escondido esta “all in hostel”. ¡Por fin! ¡Llegamos!

Al llegar nos encontramos con que no hay nadie para poder hacer la entrada. Nos toca esperar alrededor de media hora en un sofá un poco sucio mientras nos comemos un rico sandwich. Cuando al fin llega el recepcionista nos dice que hasta las 14h no se queda nada libre así que dejamos las mochilas en la consigna. Cogemos un par de cosas y ¡a recorrer Berlín!

Cuando salimos a la calle nos damos cuenta que ya por las horas no conseguiremos llegar al free tour. Los ánimos caen porque se nos estropean los planes.Pero tras unos minutos de desesperación hacemos una reorganización de la ruta y empezamos la aventura rumbo a la puerta de Brandemburgo.

Nos subimos en la parada Warschauer Straße y por error nos bajamos antes de tiempo en Alexander Platz. Intentamos guiarnos con un mapa que traemos. Mientras, en el camino nos tomamos un rico café expreso y una rica galletita de chocolate. Seguimos la ruta recorriendo el barrio de San Nicolás. Es un barrio peatonal que mires donde mires puedes encontrar edificios increíbles y antiguos combinados a veces con elementos muy modernos. Una vez que hemos repuesto fuerzas seguimos el camino metiéndonos por todas las callejuelas que encontramos. La verdad que en Alexander se pueden ver edificios enormes y metálicos, y a su vez pequeños puestos de fruta que en verano se agradecen. Entre todo el caos de la ciudad se encuentran pequeñas calles que te conquistan. Realizamos un paseo por Kerl-Liebnecht-Strasse y Rathausstrasse viendo el Fernsehturm (la torre de televisón) donde se puede subir para contemplar las vistas. Nosotros en lugar de subir aquí fuimos a Panoramapunk en la torre Kolhoff una alternativa mas barata ( 6/8€) y las vistas son muy buenas.

En esta zona también encontramos una de las iglesias mas antiguas de Berlín, la iglesia de San Nicolás ( Nikolaikirche) continuamos bajando hasta llegar a Berliner Dom que fue dañada durante los bombardeos de la segunda guerra mundial pero se remodelo. Dentro se hallan los sarcófagos de varios miembros de lo Hohenzollern. Continuamos por la calle Unter den Linden, donde fuimos dando un agradable paseo, lleno de embajadas y edificios singulares acabando en la puerta de Brandemburgo. Cerca encontramos un monumento al holocausto. Se trata de una cuadrícula formada por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas, que permite que los visitantes elijan su camino de entrada y salida.

Tras ver el monumento y buscar un sitio para comer algo rápido con un café. Nos vamos dirección Tiergarten. Un parque enorme lleno de secretos para ir descubriendo mientras paseamos. Aquí podéis optar por alquilar unas bicicletas ya que el parque es bastante grande y es otra forma de conocer la zona. Nosotros optamos por pasear recorriendo distintas callejuelas. Los domingos por la mañana se realiza un mercadillo nosotros no hemos podido acudir porque no coincidiamos. Encontrareis la columna de la victoria. Podéis visitarla según horario y se sube a una plataforma a la que se accede por unas escaleras. Tenéis una bonita vista del Tiergarten. Se puede ver el Reichstag, el barrio del gobierno, la casa de las culturas…. Ahora ponemos rumbo a la habitación. Cenamos en un restaurante pequeño de salchichas y hamburguesas que esta justo al lado del hostel. Es muy económico y esta todo riquísimo. Estamos rotos de la paliza que nos hemos dado hoy. Toca dormir y reponer fuerzas.

En Berlín hemos encontrado gran variedad y oferta de comida tanto vegetariana como vegana. Tanto en restaurantes como supermercados.

Segundodía en Berlín. Noslevantamos a las 8:20 solo conla ayuda del sol que entra por los ventanales. Nosdesperezamos, nos lavamos la cara y tomamos un rico desayuno(croissant,un sandwich y un batido con galletas)Hoytenemos preparada una excursión con guía para Postdam. Aquí os locontaré por encima pero haré una entrada a parte para poderexplicarlo bien ya que fue un sitio que nos encantó.

Habíamosquedado en la puerta de Brandenburgo, punto clave para freetours yotras excursiones. Allí localizamos el sitio donde estará nuestro guía para Potsdam. Mientras hacemos tiempo nos tomamos un caféde Starbuckssentados en la plaza. Quedamos a las 11 dentro de la estacióndonde nos juntan. Nuestra guíase llama Cristina, haceel recorrido muy ameno sin dejar de explicar nada. Muy buen ambientecon ella.Tenemosque coger un tren y un autobús para llegar.Pasamosel día recorriendo Postdam. Sobre las 16h ponemos rumbo Postdamerplatz, donde hacemos un recorrida por sus calles hasta llegar a Friedrichstrassey el barrio de la prensa. Aquí encontramos importantes museos y galeríasentres los que destaca la galeríaMartin-Gropius-Bau, la topografíadel terrory el museo judío. Caminandohacia el oeste encontramos el barrio de la prensa, ideal paradisfrutar de su arquitectura. Tras dar un paseo y nos dirigimos alhostel donde tras cenar y tomarnos unas ricas cervezas caemosrendidos en la cama.

El cansancio empieza a acumularse. Así que reponemos energías con un buen desayuno y vamos a pasar la mañana al lago Schlachtensee. No nos bañamos porque hace bastante frio pero damos una vuelta alrededor y tomamos un rico café en la orilla. Las vistas y el ambiente lo hacen ideal para relajarse despues de la paliza de estos dos días. A la vuelta hablando sobre la ideología nazi nos pasamos y damos una vuelta enorme hasta llegar al metro otra vez. Vamos al hotel donde volvemos a comer una hamburguesa al lado del hostal. Descansamos un rato y nos vamos a ver el museo de la Stasi, muy recomendable. Después, para hacer tiempo vamos al parque cerca de Berlin Dom donde tomamos unas cervezas hasta poder montarnos en el barco. Mi compañero me había preparado esa sorpresa y la verdad que es muy recomendable al atardecer. El trayecto dura una hora. Nos vamos hacia el hotel donde comemos en un food truck y damos una vuelta por el barrio del hotel donde vemos muchos edificios de estética estalinista. Subiendo encontramos el parque Friedrichshain que es un buen lugar para tumbarse de día y nadar en las piscinas, o bien simplemente dar un paseo.

Una vez hecho esto nos vamos a coger fuerzas. Mañana nos espera un día más tranquilo dedicado a las compras y callejear un poco más. Aunque miramos el tiempo y no nos da buenas expectativas el animo no decae.

Por la mañana nos despertamos mas despacio de lo normal. Estamos cansados pero no tenemos prisa porque hoy es un día de relax. Nos vestimos y nos vamos hacia la zona de Mite donde hacemos las ultimas compras y paseamos. Tras pasar toda la mañana de tienda en tienda nos vamos cerca del hostal porque hemos visto una creería con buena pinta. Como esta diluviando decidimos retirarnos a dormir una mini siesta para luego seguir. Después de una buena siesta, un paseo por el barrio y una buena cena Vamos a por unos deliciosos brezzel. Pasamos un rato largo hablando por la noche y revisando las fotos. Después de esto toca dormir que mañana nos espera un día muy largo. A las 5:30 nos despertamos para ¡¡volar a Polonia! ¡Nos morimos de ganas!

Pero ese viaje os lo cuento en otro post. ¡Estad atentos!

5 comentarios sobre “Berlín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s