Nueva Zelanda I

INTRODUCCIÓN

Este viaje era mi sueño. Siempre he querido poder visitar las tierras del señor de los anillos ¡Sueño cumplido! Pues bien, os voy a contar un poco sobre estas tierras antes de meterme a contaros mi historia.Nueva Zelanda es un país de Oceanía formado por dos grandes islas y otras muchas islas menores. Al ser un país aislado geográficamente que desarrolló una fauna endémica abundante en aves. La mayor parte de la población es de origen europeo y los indígenas maoríes son la minoría más numerosa. Este país destaca por la ausencia de corrupción, un nivel alto de educación y libertad económica además, es uno de los países que mas respeto tiene por los derechos civiles. Es una monarquía constitucional y una democracia parlamentaria. A nueva Zelanda como turista se puede acceder 3 meses pero, para períodos más largos o con la intención de trabajar, tenéis que aplicar para visados como la working Holiday visa (suele salir cerca de abril, estad atentos si os interesa)

Isla Norte:

Y ahora sí os cuento un breve resumen de mi estancia en estas tierras increíbles dividido en dos post. Espero que os guste la primera parte donde me centro en los días por la zona norte.

El 26 de septiembre toca despertarse a las 7:00h para que nos de tiempo a todo. Revisión de última hora de maleta y papeleo, lista para la aventura. Una vez nos ponemos en marcha a las 7:50 más o menos en el coche, en la carretera, cogemos atasco. Entonces es cuando comienzan los nervios de verdad¡¡ Me voy a Nueva Zelanda!! ¿LLegaré?

Este viaje lo realicé yo sola a través de una agencia por falta de carnet de conducir (he descubierto lo importante que es y aún así no me lanzo). Si tenéis esa opción y tiempo de sobra es un buen país para ir de mochilero. Mucha gente lo que hace es buscar compañeros de viaje en los hostel o en grupos de facebook. Siempre vas a encontrar con quien ir, no hay viaje donde no me traiga amigos nuevos.

Los nervios se notan, ya no hay forma de ocultarlo, estoy emocionadísima con el viaje. Después de unos abrazos y unos cuantos besos toca despedirse.

Entonces cojo el metro lanzadera que me lleva a la T4s. Allí paso un pequeño control para poder salir de la UE. El vuelo Madrid- Los Ángeles lo hago con iberia. Los Ángeles- Auckland con Air New Zealand. Después de 12h y 30 minutos llegamos a Los Ángeles. Una vez que bajamos hay que dividirse entre turistas y visitantes; o residentes. Tardo en pasar la aduana de EEUU más de 2h. La cola va despacio. Cuando llega mi turno, la policía intenta hablar un poco de español me toma las huellas y me deja pasar. Fácil ¿verdad? No os pongáis nerviosos tienen mucha seguridad pero si esta todo en orden no hay probelma. Después de eso, me toca re facturar la maleta. Casi se me olvida ponerle el candado pero mi di cuenta a tiempo. Subo a la tercera planta para hacer mi check in. Y aquí toca pasar otro control de líquidos, descalzarse, y un escáner. Una vez llegamos el 28 de septiembre a las 8 de la mañana y aún con una hora de retraso, la aduana se pasa rapidísimo. Salimos y encuentro al conductor. Estamos en Auckland.

Cuando llegamos al hotel aún no tenemos habitación así que me voy a dar una vuelta por la calle Queens hasta el puerto donde cojo un ferry a Devonport, allí voy a subir el monte victoria, que es el volcán más alto de Auckland. Aquí hay una panorámica de la ciudad bestial a pesar de estar nublado ese día. Me cae una buena de agua y llego empapada pero justo para coger el ferry de vuelta.Tras meterme la paliza de los vuelos y pasarme el día recorriendo Auckland me doy un buen baño en el hotel para relajarme. (Rendezvous Grand hotel , Auckland. Desayuno con buffet muy amplio, desde cereales y zumos hasta sushi y hamburguesas)

Al día suiguiente después de coger bien de fuerzas, voy conociendo a todo el grupo en el hall. Somos un montón. Me hago amiga de Benjamin, un argentino, y de una pareja que vienen de viaje de novios (Óscar e Iris) ellos fueron mis compañeros mas cercanos en este viaje. Nos llevan a unos sitios maravillosos. Empezamos dando una vuelta por Auckland. Vemos Parnell, uno de los barrios mas antiguos y llenos de vida, y pasamos por el puerto para ver la bahía, en ocasiones alguna ballena se ha dejado ver. Callejeamos con el autobús por todos los rincones de la ciudad y vamos al museo de Auckland donde conocemos la historia Maorí.

Todos estamos rezando para que sigamos teniendo este sol. Paramos a comer algo rápido en una calle preciosa de película. Y luego vamos a la bahía Muriwai, donde conocemos a una gran familia de albatros. Es increíble lo cerca que puedes llegar a estar de estas aves y la envergadura de sus alas. En esta zona está prohibido venir con perretes por razones obvias. Siempre que hagáis turismo con animales recordad ser responsables.

De este paraíso nos vamos al sky tower donde conseguimos unas panorámicas increíbles de la ciudad. Subimos los 60 pisos, da vértigo mirar hacia abajo. Aquí tenéis varias opciones, desde dar una vuelta con un traje especial y un arnés por fuera de la torre para notar la altura de verdad hasta hacer un salto. Los precios los desconozco. Es un país un tanto caro. Desde aquí, Iris, Óscar y yo nos vamos a buscar una tienda de los all blacks en la calle Queens. Acabando el día con unas cervezas juntos. Preparamos las maletas que mañana toca estar en otro sitio.

El 30 de septiembre a las 3:30 estoy como un búho por el jet lag. A las 5:30 es hora de levantarse y bajar a desayunar para estar a las 7:15 en el hall. En el autobús, Luca que es nuestro guía, intenta solucionar un problemilla con mi billete de avión puesto que el vuelo fue cancelado y se lo han cambiado a todos menos a mi.

Hoy es un día importante ¡Nos dirigimos a Hobbiton!

Tras dos horas de coche llegamos. Aquí Oscar, Iris y yo ¡nos volvemos locos! Estamos en las casas de los hobbits. Nos hacemos todas las fotos que podemos. Damos una vuelta por la tienda oficial donde caen un par de cosillas. Hacemos el circuito con un guía que se llama Sam, es inglés aunque estudió unos años en España y es el único que habla nuestro idioma de todos los guías. Tomad nota por si vais, es un chico encantador.

El recorrido es increíble, está todo tal cual lo recuerdas en las películas. La fruta es cultivada de verdad, y si te fijas, en las ventanas puedes ver botes de mermelada, ropa y pequeños utensilios. Da igual donde mires, siempre encontrábamos cosas nuevas y pequeños detalles que conquistaban nuestro corazón. Al finalizar el recorrido, lleno de preguntas sobre la película para ver cuanto sabéis, se llega a la posada Dragón verde donde os dejarán disfrutar de una auténtica cerveza de la edad media ¡a vuestra salud!

A una hora de viaje esta a Longland, granja y restaurante, donde paramos para comer. Nos ponemos en marcha otra hora para ir a un parque geotermal en Rotorua. Allí andamos por un paseo rodeado de bosques y por pequeños miradores donde se pueden ver lagos de aguas azules y burbujeantes. Hacemos una caminata donde nos recoge el autobús y nos lleva a Te Puia (antes llamado Whakarewarewa) que es una reserva termal y centro cultural Maorí. Aquí vemos los géiser, un tímido kiwi, y no podía faltar la artesanía de esta cultura.

Después de esto toca ver la ceremonia de bienvenida y el Haka tradicional. Degustamos una rica cena todos juntos y tardamos 5 minutos en llegar al hotel pero solo tenemos media hora de wifi gratis y en el hall. Hora de subir a la habitación. (Hotel Millenium)

En el siguiente post os contaré como fue la aventura por la isla sur.

¡Hasta pronto viajeros!

5 comentarios sobre “Nueva Zelanda I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s